Turismo Responsable y Sostenible

Turismo Responsable y Sostenible

Turismo Responsable y Sostenible

La actividad turística en Marruecos representa en la actualidad la mayor fuente de ingresos y el sector que más puestos de trabajo genera, por esta razón desde Viajesmarrakech trabajamos concienciados en la necesidad de favorecer desde nuestra responsabilidad la transformación hacia un modelo de turismo responsable y sostenible, donde la relación de calidad-precio sea justa para todos, sobretodo, ayudando a la gente local en el sector, evitando generar beneficios a grandes corporaciones o empresas multinacionales. Por todo ello, organizamos tu viaje a Marruecos siempre con guías y chóferes locales con grandes conocimientos de la zona y que han estado en contacto desde su infancia con el turismo, haciendo de ello su modo de vida, colaborando así al desarrollo de la zona. También promovemos el intercambio con las gentes de las zonas que visitamos, de forma que nuestro impacto sea lo más beneficioso para sus habitantes, desde visitas a los nómadas para tomar té, alojamiento en casas de familias bereberes, comercio local...

Creemos firmemente en los criterios de un modelo de turismo responsable y estamos orientados a un servicio de calidad y de compromiso beneficiando a las personas que viven en Marruecos, de forma que nuestro impacto sea lo más positivo para los habitantes de la zona, desde realizar visitas a los nómadas para tomar un té, comer en casas de familias bereberes y la promoción del comercio local. 

 

Recomendaciones para viajeros responsables con el Turismo Responsable y Sostenible.

 

1. Recuerda que tu viaje es una oportunidad para conocer personas de culturas y formas de vida diferentes. El turismo es una fuerza viva, al servicio de la paz y un factor de amistad y comprensión entre los pueblos. Ábrete a las culturas y tradiciones que no son como las tuyas. Sé tolerante y respeta la diversidad; observa las tradiciones y las prácticas sociales y culturales del lugar.

2. Respeta los derechos humanos. Cualquier forma de explotación vulnera los objetivos fundamentales del turismo. La explotación sexual infantil es un delito punible, tanto en el lugar donde se lleve a cabo como en el país de residencia de quien lo cometa.

3. Ayuda a conservar el entorno natural. Protege la flora y la fauna silvestre y su hábitat. No adquieras especies amenazadas ó en peligro de extinción, protegidas por el Convenio de Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), ni productos derivados de dichas especies. Es un delito y contribuye a su extinción.

4. Tu viaje puede contribuir al desarrollo económico y social. Compra artesanía y productos locales para apoyar la economía del lugar. Cuando regatees, ten presente el concepto de comercio justo. El respeto por su trabajo favorecerá la economía de los pueblos que te acogen.

5. Utiliza con respeto y moderación los recursos naturales. Recuerda que son bienes mundialmente escasos. Trata de minimizar la generación de residuos, son una fuente de contaminación. En un espacio natural procura que la única huella que dejas atrás sea la de tu calzado.

6. Respeta y preserva los espacios naturales, el patrimonio cultural, artístico y arqueológico del lugar que visitas.

7. Disfruta conociendo la cultura, costumbres, gastronomía y tradiciones de las poblaciones locales. Respétalas y acércate a ellas, tienen mucho que contarte.

8. No trafiques antigüedades, especies protegidas, ni productos o sustancias peligrosas o prohibidas por los reglamentos nacionales

9. Colabora en la concientización y el cambio de actitud en nuestra conducta medioambiental. Practica con el ejemplo. Preservar nuestro planeta es responsabilidad de todos, sin importar nuestro origen ó residencia.

 

CÓDIGO ÉTICO DEL VIAJERO

  • Predisposición abierta a la experiencia que vas a vivir, intenta no generar expectativas.
  • Elige el atuendo adecuado en base a la cultura y religión del país.
  • Respeta los usos y costumbres de la zona.
  • Tu lógica no es necesariamente la misma que la suya, intenta ser empático.
  • Distingue las situaciones de riesgo y consulta siempre a tu guía.
  • No conviertas las actitudes hospitalarias en servilismo. Colabora en todo lo que puedas.
  • La palabra dada tiene valor de firme y hay que respetarla.
  • Evita los comportamientos chocantes y/o hirientes en diferentes ámbitos, a la hora de fotografiar personas, lugares o edificios y realizar regalos de forma indiscriminada o inapropiada.
  • Evita los comportamientos chocantes y/o hirientes en diferentes ámbitos, a la hora de fotografiar personas, lugares o edificios y realizar regalos de forma indiscriminada o inapropiada.
  • No presumas de civilizado. A todos los pueblos les queda mucho camino por recorrer.
  •  

CÓDIGO ÉTICO DEL DESIERTO

 

Tu visita es muy importante para las familias del entorno, ya que aporta  economía, trabajo, conocimiento de nuevas culturas y ayuda a desarrollar su comunidad. Por ello, en la medida de lo posible, intentar respetar el entorno del desierto:

 

  • Si viajas en 4X4 o Quads al desierto respeta las dunas y palmeras, teniendo en cuenta la fauna y flora además del posible ruido que puedas generar. Las habitan nómadas.
  • Intentar aprender de la cultura, valorarla y respetarla.
  • Comprar los productos tradicionales del lugar ya que aporta ingresos económicos a las familias.
  • Si traes material escolar, ropa, o medicinas déjalo en asociaciones y dispensarios para hacer un reparto justo entre la comunidad.
  • Reduce el consumo de agua de uso personal.
  • No tires la basura en lugares públicos; no disponen de una buena gestión de basuras.
  • Conduce a velocidad moderada por los pueblos y sobre los canales de agua.
  • Evita dar limosna y caramelos a los niños, contribuyes a que un niño termine su ciclo escolar.
  • Intentar no llenar botellas de arena u otros recipientes como recuerdo del desierto, si todo el mundo que visita el desierto lo hiciera, nos quedaríamos sin dunas. Fotografíala, no hay mejor recuerdo!