ENTREVISTA VIAJES MARRAKECH EN FAMILIAS EN RUTA

ENTREVISTA VIAJES MARRAKECH EN FAMILIAS EN RUTA

Nuria de Viajes Marrakech: “Marruecos es un destino apto para todo tipo de viajeros de 0 a 99 años”

"Supe de Nuria de Viajes Marrakech primero de forma virtual, buscando información en las redes sobre viajar con niños a Marruecos y tuve el gusto de conocerla personalmente por primera vez en Marrakech y de la mejor manera posible pues fueron ellla y su marido Hamid los que nos organizaron de forma impecable nuestra inolvidable ruta desde Marrakech por el desierto y las kasbash

Si a la buena sintonía en lo personal añadimos su profesionalidad y conocimiento del terreno es fácil entender porque que actualmente coorganizamos a lo largo de todo el año junto a Viajes Marrakech  diferentes grupos viajeros especialmente dirigidos a familias con niños por Marruecos Sur.

Así que e un placer presentar a Nurua y Hamid unos amigos a todo ese conjunto de amigos que representa para nosotros la comunidad de las familias en Ruta. En esta queremos acercarnos a la faceta más personal de Núria una mujer actualmente madre de dos preciosas criaturas que tuvo el coraje de dejar su cómoda vida en su Cataluña natal para empezar la vida que su corazón le pedía, más allá de cualquier prejuicio. Hoy esta emprendedora sigue viviendo en una ciudad tan vibrante como Marrakech desde la cual ha tenido la amabilidad de enviarnos esta suculenta entrevista.

FnRuta.- ¿Cómo era tu vida antes y qué te llevó a tomar la decisión de irte a vivir a Marruecos?

Antes de instalarme de Marruecos, vivía en Barcelona y me dedicaba a la Prevención de Riesgos Laborales, Medio Ambiente y Calidad. En 2009, en unos de mis viajes con unas amigas conocí a Hamid, y aunque parezca un tópico, el amor pudo más que lo demás. Me casé y me fui a vivir a Marruecos. Me instalé en 2011 y me quedé embarazada al poco. Al no encontrar trabajo de lo mío, empecé a darle vueltas a la cabeza para ver que podíamos hacer. Hamid es guía oficial en Marruecos y siempre estaba trabajando con el turismo y es de lo que él entendía, por ello decidimos montar Viajes Marrakech. Yo llevo la parte comercial, Redes Sociales, el trato con los clientes y Hamid se encarga de toda la ejecución.

FnRuta.- ¿Fue difícil tomar la decisión de irse a vivir a Marruecos?
Al principio cuando conocí a Hamid, me costaba imaginarme viviendo en Marruecos y dejar lo que hasta la fecha había sido mi zona de confort por amor (la familia, los amigos, mi trabajo, mi ciudad…) pero a medida que iba conociendo más a Hamid, su país, su cultura, me atraía cada vez más la idea. Al final tuve que hacer una balanza y sopesar que era lo que quería y que podía perder en ello. Y me di cuenta, que en el fondo todo eran ganancias. Todo lo que perdía, por decirlo de alguna manera, era material, porque realmente lo más importante de mi vida: mi familia y amigos, iban a estar siempre a mi lado tanto si estaba en un lugar o en otro. Por ello decidí dejarlo todo y probar suerte en Marruecos junto con Hamid. Por el momento no me arrepiento de nada, junto a él he descubierto otra forma de vivir y de hacer las cosas, otra manera de entender la vida. Aquí hemos formado nuestra familia, Nora (3 años) e Ismael (8 meses). La decisión no fue fácil pero ha merecido la pena, aunque nunca sabes que te depara el futuro, lo vivido hasta la fecha solo ha hecho enriquecerme como persona.

FnRuta.- ¿Resulta complicado vivir y ser mujer emprendedora en un país de cultura musulmana?

Al principio cuando vine a vivir todo lo veía de color de rosas, todo me gustaba y todo me encantaba. Supongo que por la novedad, todo te llama la atención, las costumbres son distintas, los protocolos sociales. A medida que vives aquí acabas sufriendo la parte negativa de alguna de las cosas.

Desde mi punto de vista, o al menos lo que se refiere a mi vivencia, no es que sea más complicado vivir aquí por ser mujer extranjera. Todo en esta vida tiene su parte buena y mala. Yo creo que la cuestión es más por ser extranjero aquí, más que por ser mujer. Al ser extranjero sufres el acoso constante de los vendedores en la medina, de las disputas al coger un taxi porque no quieren ponerte el taxímetro, con el del parking porque quiere cobrarte más del habitual, de que siempre quieran cobrarte más de los que per toca en las cosas.

Cuando vienes de viaje, ya sabes que pagarás más que un autóctono en tu viaje (este más o menos dependerá de tus habilidades, pero siempre pagarás más), pero el problema es cuando vives aquí, con sueldos marroquís y te intentan cobrar las cosas como si fueras un viajero de paso. Eso acaba siendo agotador en tu día a día.

Pero en cuanto a mi trabajo o el trato recibido por los demás, no puedo tener queja alguna. Siempre me han tratado con respeto.

20150109-BP9C9939

FnRuta.- Comparando la manera en la que en general se cría y educa a los niños en España con Marruecos ¿qué diferencias te llaman más la atención?

Desde mi perspectiva de lo que conozco en ambos sitios (que no es la totalidad) las principales diferencias que veo es la súper protección que hay en España y el dejar hacer que hay en Marruecos. Aquí en Marruecos, una de las cosas que me chocó al principio es como niños muy pequeños hacen cosas por si solos sin la supervisión constante de la madre que por edad creía que no les tocaba. Yo recuerdo que cuando llegué con mis sobrinos, estaba todo el día vigilando, preocupada por si se hacían daño, por si se caían, por si rompían algo. Y con el tiempo me he dado cuenta que despiertan sentidos por si solos, que quizá se caerán una vez, pero se vuelven a levantar y siguen jugando, que no buscan la mirada de su padre o madre para ponerse a llorar, sino que se vuelven a levantar y siguen como si nada.

Claro que hay que vigilar, pero dejando un margen a que se equivoquen y que vean por si solos las cosas. Por ejemplo, bajan y suben escaleras sin dar la mano, les dan vasos de cristal sin estar sufriendo a que se rompan, juegan en la calle como antes. Cuando veo como se cría a los niños aquí creo que en muchos aspectos es como se han criado nuestros padres o abuelos en muchas cosas.

Los niños juegan entre ellos sin la necesidad de que los padres les preparen nada, los niños aquí no suelen demandar tanta atención de los padres.

La crianza se parece a la que cada vez más a la que muchos padres reivindican en España. Lacrianza con apego. Aquí las madres no leen libros de método Estivill, sino que siguen su propio instinto y lo que de años se ha pasado de padres a hijos. Por ejemplo aquí no ves como una madre deje llorar a su bebe para dormirlo, sabe que si llora algo le pasa, y que aún necesita de su madre. Siempre llevan a sus hijos en pañuelos a la espalda o delante, ya que saben que así están más tranquilos y lloran menos. No existen debates sobre colecho, ya que muchas veces no hay otra opción que dormir todos juntos porque no tienen más habitaciones. No hay dramas por dejarlos en la cuna, o llevarlos a su cama, cuando es hora de ir a dormir, se van a dormir todos juntos. Les dan el pecho, no por elección sino porque es lo que han visto hacer de generación en generación, y porque es más económico.

Con mis palabras no me refiero a que haya una mejor forma que otra para hacerlo. Siendo madre se que cada una lo hacemos lo mejor que sabemos y que podemos, y que cada uno de nosotros sabemos nuestras vivencias y elecciones.

Pero he de admitir que me gusta más la forma de criarse aquí sin tanto libro y dejando fluir los instintos y necesidades de cada niño, sin relojes ni estrés de lo que les per toca hacer en cada etapa, si gatea o no gatea, si habla o no habla, si camina o no camina, si deja el pañal o no lo deja. Aquí las cosas fluyen por si solas antes o después, pero fluyen. Y me gusta la autonomía que tienen los niños en Marruecos y me gusta que les dejen ser niños, que corran, que griten, que se ensucien, en definitiva que hagan cosas de niños.

FnRuta.- ¿Cómo se han acoplado tus hijos a tu estilo de vida viajera y al hecho de tener a un papá y mamá de culturas diferentes?

Por el hecho de estar viajando a menudo entre España y Marruecos (en avión, barco y coche) con los niños, no hemos tenido nunca ningún problema. La verdad es que se han acostumbrado a llevar la casa acuestas y que nuestra casa muchas veces sea itinerante entre Marrakech, Barcelona, Vilassar de Mar y Olivella. También solemos viajar para conocer nuevos rincones tanto en Marruecos como España y nos encanta, es cierto que no viajamos al mismo ritmo que cuando viajábamos solos, pero disfrutamos muchos más que antes y saboreamos más las cosas, y sobretodo hacemos nuevos amigos allí donde vamos gracias a la espontaneidad de Nora.

En cuanto al hecho de estar entre dos culturas de momento creo que son muy pequeños, para saber cómo lo perciben, pero creo que les va a enriquecer como personas. Quiero que sepan convivir entre estas dos culturas tan distintas, y que sepan encontrar el equilibrio perfecto entre ambas, que aprovechen la riqueza que ambas les pueden aportar.  Que aprecien lo que tiene, que entiendan que no es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita, que sepan respetar al prójimo por distinto que sea y que sepan ver las similitudes y las cosas que les unen, y sobre todo que hayan sacado la habilidad de su padre con los idiomas y sean poliglotas (catalán, castellano, bereber, darija, árabe, francés… y quién sabe).

DSC_0089

FnRuta.- Describe como puede ser un día normal de tu vida en Marrakech…

Nuestro día a día con Nora e Ismael varía por completo de unos días a otros. Aquí no tenemos establecida una rutina – a excepción de sus comidas, dormidas y cambios de pañales-, debido a que aún no van al colegio. También debido a que nos dedicamos al Turismo, no existe lunes o domingos. Mi trabajo la mayoría de veces lo puedo llevar a cabo desde casas, y esto me permite poder estar con ellos. Y si por trabajo, se requiere de mi presencia en alguna actividad, dejo a los niña con mi suegra, a excepción que el tipo de viajero lo permita, por su cercanía, y entonces se vienen con nosotros.

Así los niños y yo cada mañana cuando nos despertamos, improvisamos. Podemos estar en casa jugando descubriendo el mundo, jugando el uno con el otro, Nora enseñando a gatear a Ismael por todas las estancias, haciendo manualidades o comiditas. A veces tenemos días a lo “marrakchies” y salimos a dar una vuelta cerca de casa por nuestro barrio, a comprar, ir al horno público a llevar el pan, o ir al Hamman. También podemos visitar familia u amigos, tanto españoles como marroquíes, para que Nora e Ismael jueguen con sus primos y amigos. Otros días cogemos el coche, y nos vamos a los jardines para pasear y aprovechar la sombra de los árboles. Otros días podemos echar de menos algunas cosas más occidentales, y nos vamos a hacer las guiris, por los lugares más turísticos de Marrakech. Y si tenemos algún día libre en el trabajo Hamid y yo, aprovechamos toda la familia y hacemos alguna escapada cerca de Marrakech, como por ejemplo el Valle de Ourika o Asni.

FnRuta.- Tres rincones (plazas, bares, restaurantes, tiendas..) de Marrakech que conoces como vecina que ningún viajero debería perderse …

Va a ser difícil escoger pero te voy a dar algunos lugares que me gusta visitar de vez en cuando.
La Plaza de las Especies, un lugar que por tiempo que pase me encanta volver, me gusta subirme a una de sus terrazas (la más conocida La Terrasse des Espices) tomarme un té y disfrutar de sus vistas. Está plaza está ubicada en pleno centro de los zocos de Marrakech y está abarrotada de puestos de cestería, especies, gorros y demás cachivaches con un encanto muy especial, es sin duda una de las plazas más colorista de Marrakech. Viajeros y locales se mezclan en un desorden caótico organizado. Sus olores son indescriptibles y en cualquiera de sus múltiples puestos se pueden encontrar ungüentos y especias para remediar cualquier mal.

Otro lugar que recomiendo cuando uno se pierde paseando por la antigua medina de Marrakech es dirigirse a unos de los lugares más como Dar Cherifa situado junto al zoco, Dar Cherifa es un café literario, restaurante y centro cultural. Café literario y arte, todo en uno

En un encantador riad del siglo XVII se levanta hoy este espacio polivalente, que funciona como galería de arte y café literario. Poco a poco se ha hecho un hueco como uno de los puntos más candentes de la escena artística de Marrakech. Programa muestras temporales de artistas locales y extranjeros y sirve, además, ligeros tentempiés, tés y cafés. En un bello patio interior acoge ocasionalmente conciertos de música folclórica marroquí. Su ambiente es distendido y agradable y cuenta con una azotea con bonitas vistas sobre la ciudad. El edificio, con paredes decoradas con estuco y azulejos, vigas de madera tallada y arcos de estilo morisco, es un pequeño tesoro que realmente merece la pena descubrir.

Otro de mis lugares preferidos es Le Jardin es un gran restaurante riad antiguo lleno de árboles de plátano de alto y otro follaje que proporcionan sombra a las mesas esparcidas por el patio. Se encuentra ubicado en la medina de Marrakech al norte de la plaza principal, cerca de los zocos en Sidi Abdelaziz. Arriba tiene dos grandes terrazas, aunque recomiendo las mesas del patio son mucho más frescas. Abierto desde el desayuno hasta la cena, el menú ofrece una mezcla de platos internacionales y marroquíes, incluyendo ensaladas, sándwiches, hamburguesas, jugos frescos, cuscús y tajines. Es un buen lugar para ir a escapar del sol del mediodía de verano. En los meses más fríos películas en blanco y negro se muestran en contra de una pared exterior en una de las terrazas. Le Jardin también tiene una pequeña tienda de hortalizas frescas sobre el nivel del patio donde se venden productos orgánicos. Y de los monumentos de Marrakech el que no dejaría perder es La Madraza de Ben Youssef.

IMG_6522

FnRuta.- ¿Qué cosas echas de menos de tu anterior vida en Cataluña?

Sobre todo echo de menos a la familia y amigos. Aunque haya mil y una tecnologías para estar en línea, hay veces que te gustaría estar con ellos físicamente y la distancia no lo permite. Y a veces me sabe mal que mi familia se pierda parte del crecimiento de Nora e Ismael. Aunque por suerte estamos a dos horas y media de trayecto (y con vuelos no muy caros si se cogen con tiempo) y cuando hay mucha morriña nos cogemos un avión.

Echo de menos ir al teatro o al Cine, y comer un buen queso manchego. Aunque parte del peaje que hacemos pagar a amigos y familia cuando vienen a visitarnos es que nos traigan queso.

FnRuta.- Sois una agencia de viajes pionera en el diseño de rutas familias por Marruecos ¿en que se diferencias de las convencionales?

Los viajes en familia surgieron gracias a mi hermana Cristina. Una vez tuve la página web hecha, la envíe a mis amigos antes de publicarla para que me dieran consejos y revisaran posibles fallos. Cuando se la envíe a mi hermana, ella me comentó que al explicarles nuestro proyecto a sus amigas (muchas madres del colegio) le expusieron las ganas de viajar a Marruecos, pero que tenías miedo o dudas sobre que poder hacer en familia en este destino. Así que se me ocurrió abrir un apartado específico para familias, buscando en Marruecos actividades y talleres aptas para grandes y pequeños. Luego fui madre (de Nora e Ismael) y entendí mucho mejor las peculiaridades o necesidades que puede suponer un viaje con niños y hemos ido mejorando nuestros servicios a las familias.

Viajes Marrakech

Para este tipo de viajeros hemos preparado rutas pensando en los más pequeños, teniendo en cuenta los km, el tipo de alojamiento, así como actividades para ellos (snowboard en las dunas, talleres de pan o cerámica, paseos en dromedarios,…)

Nuestra empresa pone a disposición de las familias sillas homologadas para las rutas en el transporte, sillas de paseo por si no desean llevar las suyas y aminorar el equipaje, calienta biberones, babycook, así como cualquier asesoramiento que deseen, ya que nosotros somos padres de dos niños y vivimos en Marrakech, pudiendo resolver dudas que les puedan surgir a los padres y madres que viajan con nosotros.
Hemos creado unos grupos para viajar con otras familias, juntamente con nuestros amigos deFamilias en Ruta, para Navidades, Semana Santa y Verano. Estos grupos son especiales para esas familias que quieran viajar a Marruecos, y deseen que sus hijos interactúen y disfruten de este viaje con otros niños de diferentes edades. Una experiencia que les dejará huella.

FnRuta.- ¿Qué le ofrece Marruecos a las familias viajeras?

Marrakech es un destino muy recomendable para realizar en familia, sobretodo, porque es un destino cercano, exótico y diferente. Aquí los más pequeños quedarán atrapados por la medina y su ajetreo, sus colores en los zocos, sus olores en las tiendas de especies, los talleres de artesanos, los burros por las calles, las vestimentas de sus gentes…todo ello les transportará a los cuentos de las mil y una noches.

Muchas familias nos preguntan por la mejor edad para realizar este viaje. Yo creo que es un viaje para todas las edades, hemos tenido familias que han viajado con sus 5 hijos y el más pequeño tenía 6 meses, y cada uno de ellos lo ha disfrutado a su manera. Quizá a partir de 4 años, retienen mucha más información y les cautiva mucho más el dormir en el desierto y pasar una noche en una jaima. Pero yo creo que es un destino apto para todo tipo de viajero de 0 a 99 años.

_DSC2602

FnRuta.- ¿Algún consejo a la hora de viajar con niños a Marruecos?

Nuestro único consejo, venir con ganas de descubrir una nueva cultura, y un maravilloso país, donde una de sus mayores virtudes es su hospitalidad y amor por los niños y dejarse cautivar por Marruecos.

FnRuta.- Hemos visto que tenéis el distintivo de turismo responsable. Nos puedes contar un poco qué significa?

La actividad turística en Marruecos representa en la actualidad la mayor fuente de ingresos y el sector que más puestos de trabajo genera, por esta razón desde Viajes Marrakech trabajamos concienciados en la necesidad de favorecer desde nuestra responsabilidad la transformación hacia un modelo de turismo responsable y sostenible, donde la relación de calidad-precio sea justa para todos, sobretodo, ayudando a la gente local en el sector, evitando generar beneficios a grandes corporaciones o empresas multinacionales.
Por todo ello, organizamos los viaje a Marruecos siempre con guías y chóferes locales con grandes conocimientos de la zona y que han estado en contacto desde su infancia con el turismo, haciendo de ello su modo de vida, colaborando así al desarrollo de la zona. También promovemos el intercambio con las gentes de las zonas que visitamos, de forma que nuestro impacto sea lo más beneficioso para sus habitantes, desde visitas a los nómadas para tomar té, alojamiento en casas de familias bereberes, comercio local.

En cuanto al distintivo: Fundación FAADA, para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, una entidad sin ánimo de lucro para la protección de los animales. Viajes Marrakechse ha  adherido como empresa comprometida por un turismo responsable con los animales. Si deseas saber más, aquí os dejamos el enlace

Queremos informar a nuestros viajeros de la importancia de respetar a los animales. A veces sin darnos cuenta con nuestras actividades turísticas estamos colaborando el maltrato de los animales. Por ellos desde Viajes Marrakech procuramos que todas nuestras actividades sean respetuosas con el medioambiente y su fauna.

Tanto en los paseos en calesa (coche tirado por caballos), como los paseos en dromedario o en los trekkings donde nos acompañan mulas y burros, nos aseguramos siempre que nuestros proveedores sean respetuosos con los animales, los tengan limpios y bien cuidados, así como bien alimentados, que no sufran sobrecarga de peso, y cuando descansen lo hagan en su hábitat natural."

+ info:

 

Viajes Marrakech