CIRCUITO NORTE DE MARRUECOS 7 DÍAS / 6 NOCHES

CIRCUITO NORTE DE MARRUECOS 7 DÍAS / 6 NOCHES

Día 1 – Tánger – Cuevas de Hércules – Asilah

La ruta empieza en Tánger, una ciudad en el norte de Marruecos que suele ser la entrada en este país. Aquí es donde se empieza a sentir la mística de África. La medina antigua es muy interesante y las vistas sobre el mar muy atractivas.

Justo a 14 km al sur de Tánger hay una sorpresa. La Gruta de Hércules proporciona una vista muy bonita del océano Atlántico a través de una abertura, cuya forma recuerda el mapa de África invertido. Hubo presencia humana en esta gruta hace aproximadamente 7000 años antes de J.C.. Según la leyenda, Hércules permaneció aquí después de haber separado Europa de África.

Día 2 – Asilah – Rabat

La antigua ciudad portuguesa de Arzila es muy pintoresca. Su arquitectura es preciosa, hay un mausoleo de un santo marroquí, vistas maravillosas del mar y muchas pinturas murales de artistas locales.

Rabat fue fundada en 1150 por el sultan Abd al-Mu’min, que ha construido la fortaleza que protegia la ciudad. Es la actual capital del Reino de Marruecos y ya había sido ciudad imperial en 1660 e capital del país entre 1912 y 1956, durante el protectorado francés.

Rabat es actualmente patrimonio mundial según la UNESCO desde 2012, inscrita como “Rabat, capital moderna y ciudad histórica”. Visitaremos dos de los mas importantes monumentos de Rabat: la Torre Hassan, en las ruinas de la mezquita construida por Ya’qub al-Mansur e destruida durante un terremoto de 1755; el bello Mausoleo de Mohammed V, donde está el túmulo del Rei Mohammed V, su hijo Rei Hassan II y su hermano Moulay Abdellah.

Día 3 – Rabat – Meknes – Fez

Partiendo de Rabat, el camino sigue hasta Meknes, la más modesta de las ciudades imperiales de Marruecos. Por eso es mucho más tranquila y relajada. Para sentirlo, hay que pasearse en la Plaza el-Hedim, el centro de la vida pública y cultural de la ciudad. Una de las visitas claves de Meknes es el Mausoleo de Mulay Ismaíl, donde se encuentra la tumba del súltan que dio origen al Marruecos actual. Otros destaques son la Puerta Bab el-Mansour, el Museo Dar Jamai, la Madraza Bou Inania,…

Meknes está rodeada de campos de cultivo. Un dato curioso, porque los musulmanes no suelen beber alcohol, es que en esta región se produce la mayor cantidad de vino de Marruecos.

Día 4 – Fez

Fez es la más antigua ciudad imperial de Marruecos. Fundada en 808, fue la capital del reino por varias veces. El laberinto de calles de la preservada ciudad medieval (llamada Fez el-Bali) es considerada la más grande zona urbana del mundo donde no pueden circular coches. Nos transporta a un mundo completamente diferente. De película.

Hay dos partes más de la gran ciudad de Fez además de la medina. La ciudad del siglo XIII (Fez el-Jedid) y la Ville Nouvelle (donde se encuentra el centro de negocios, con vías modernas, hoteles y restaurantes).

Los locales mas destacados en Fez son, sin duda, la medina, los souks (mercados), la zona donde están los curtidores de pieles, el Palacio Real, el Mellah (antiguo barrio judío) y la más antigua universidad del mundo.

Día 5 – Fez – Chefchaouen

Salida en dirección a Chaouen, misterioso pueblo fundado como lugar secreto desde el que atacar a los portugueses instalados en la costa norte del país. Estuvo totalmente prohibida la entrada al pueblo a los europeos hasta la llegada de las tropas españolas en 1920. Llegada a Chaouen y tarde libre para tener una primera toma de contacto con la ciudad. Alojamiento en hotel.

Día 6 – Chefchaouen

Hay muchos lugares inolvidables en Marruecos, pero cuando entre en el interior de la medina de Chefchaouen se va a enamorar inmediatamente de sus colores azules y atmósfera relajada. La visión de las montañas del Rif, el castillo y la zona de las lavanderas contribuyen igualmente para formar toda una memoria muy fuerte de este lugar único.

Día 7 – Chefchaouen – Tetuán – Tánger

Trayecto hasta la ciudad hispano-morisca de Tetuán, una mezcla de culturas. La medina forma parte del Patrimonio mundial de la humanidad de la Unesco. Es un lugar bonito y auténtico, con mercados en las calles, curtidos de piel y mucha vida. En el mellah (barrio judío), también llamado de pequeña Jerusalén, los gremios están muy bien delimitados. Tetuán es conocida por su importancia para los oficios artesanales. Hay que visitar el Museo de las Artes Marroquíes para conocerlos mejor. Otro importante edificio cultural es el Museo Arqueológico.

La ruta termina en Tánger, la ciudad en el norte de Marruecos que suele ser la entrada y la salida de este país. El principio o el fin de la mística de África. La medina antigua es muy interesante y las vistas sobre el mar muy bonitas.

NORTE DE MARRUECOS 7 DÍAS

Pídenos más información sin compromiso