VIAJES MARRAKECH - Una auténtica ruta de verano para un destino único: Marrakech

10.12.2013 06:26

 

Este verano, nos vamos a Marruecos. Pero vamos a estar poco tiempo. Nuestra idea es conocer mucho, caminar más todavía y quedarnos poco tiempo en cada lugar. Nos encanta la naturaleza, nos gustaría visitar los mercados árabes y descubrir algún rincón especial. También es importante para nuestro viaje la gastronomía. Bajo estas premisas, Viajes Marrakech nos brinda esta posibilidad de ruta. ¿Dónde pensáis viajar vosotros?

Día 1. Llegada a Marrakech

Recogida en el aeropuerto a la hora convenida y transfer al hotel. Visita orientativa para aquellas familias que lo deseen y conocer los encantos de Marrakech. Aquí los más pequeños de la familia, y los no tan pequeños podrán disfrutar a lo grande: encantadores de serpientes, músicos, bailarines, cuenta cuentos, pitonisas, actores, adivinos, etc. Cena y alojamiento en Marrakech. Hotel 4****

Día 2. Marrakech – Ouarzazate – Tamnougalt.

Salida de Marrakech hacia el valle de los oasis presaharianos, territorio poblado por bereberes por el que se entra a la Ruta de las Mil Kasbahs, ksour y aduares en adobe que se mimetizan con el paisaje pasando desapercibidos. Os adentraréis en las entrañas del Atlas antes de atravesar el Tizi n’ Tichka (collado de Tichka), punto más alto de todas las carreteras de Marruecos. En Ouarzazate podéis parar a visitar la Kasbah de Taourirt.

A continuación, en dirección a Tamnougalt, tras el Tizi n’Tiniffit poco a poco iréis entrando en el valle del Draa. A vuestra llegada a Tamnougalt podréis visitar la Kasbah o aprovechar vuestro tiempo con un reconfortante baño en la piscina de la Kasbah. En este pueblo podremos convivir con sus familias y conocer esta cultura antigua, donde la solidaridad y la generosidad, son habituales y donde la vida cotidiana se caracteriza por su sencillez. Aquí los niños podrán disfrutar con otros de su edad tanto en la piscina pública como en el campo de fútbol. Cena y alojamiento en la Kasbah.

Día 3. Tamnougalt – Merzouga

Desayuno y salida en dirección a Merzouga por la carretera de Nkob, Tazarine, Alnif, a pesar de que la zona es muy similar a la que recorristeis el día anterior, los cambios en el paisaje son notables. Iréis recorriendo la carretera que discurre al sur de las últimas estribaciones del Anti-Atlas, la piedra aquí es negra, las construcciones muy cuidadas; adobe liso y piedra bien tallada, numerosas kasbahs y palmerales menos frondosos pero igualmente cultivados. Almuerzo en ruta. En Alnif podréis parar a ver los fósiles en esta zona que es una de las más ricas en este aspecto de todo Marruecos. Pasado Alnif la carretera empieza a serpentear un poco mientras se acerca a Rissani.

Nos dirigiremos hacia Merzouga montados en dromedarios las hacia las doradas dunas del Erg Chebbi. ¡Una auténtica aventura! Cambiaremos nuestro transporte por los 8×8 (son los dromedarios) que nos llevarán al corazón del desierto. Realizaremos una parada para ver la puesta de sol pudiendo pasear entre unas dunas que nos ofrecen una sorprendente combinación de colores marrones y ocre.

A la llegada, nos espera un excelente y reparador té, una exquisita cena bereber y todo ello amenizado con la música de los tam-tam (tambores). Vais a disfrutar de una noche única e inolvidable, gracias a la gran cantidad de estrellas que pueblan las noches del desierto. Dormiremos en haima bereber. Los niños pueden subir en el dromedario con los adultos, es muy chulo y llamativo para ellos; no hay ningún tipo de peligro. Cena y alojamiento.

Día 4. Dunas de Merzouga – Mercado de Rissani – Tinejdad

¡Ya estáis en el desierto! Para nuestros hijos como un imán de diversión. ¡No querrán parar de tirarse por las dunas! Este es el arenero más grande del mundo. Hoy, es obligatorio madrugar para ver el amanecer desde lo alto de las dunas. Tras el desayuno, podremos realizar una actividad con snowboard en la arena, una aventura apta para toda la familia. Hacia mediodía iremos hacia Rissani ya que coincide con el montaje de su mercado semanal, para muchos nada menos que el más fascinante del Sur de Marruecos.

Día 5. Ksar El Khorbat. Día completo en Ksar

En el Khorbat podremos entremezclarnos con los vecinos, familias y los niños que salen curiosos a nuestro paso. También es recomendable visitar el interesante museo de los oasis dirigido por uno de los mayores especialistas mundiales en este tipo de arquitectura, el antropólogo catalán Roger Mimó o salir a pasear a un cercano oasis. En el Khorbat  existe una cooperativa de mujeres y un centro de educación infantil, y se desarrollan normalmente talleres de cerámica, talleres de pan y, para los más mayores, excursiones a los alrededores. El entorno es muy acogedor. Cena y alojamiento en Ksar.

Día 6. Ksar El Khorbat – Gargantas del Todra – Ouarzazate.

Después de desayunar partimos hacia Tinerhir, el célebre oasis a partir del cual remontaremos hacia las Gargantas del Todra y sus imponentes paredes tantas veces fotografiadas. Una ruta inolvidable que seguirá hasta alcanzar Skoura, la anodina apariencia de la cual oculta un palmeral del siglo XII que da sombra a decenas de maravillosas kasbahs como la preciosa y perfectamente restaurada Ameridil, que visitaremos. Cena y alojamiento en Ouarzazate en hotel de 4****

Día 7. Ouarzazate – Aït Benhaddou – Marrakech.

Atención cinéfilos. A 30 km de Ouarzazate visitaremos la Kasbah de Aït Benhaddou, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, un recinto fortificado dentro de una población amurallada que seguro reconocerás, ya que esta ciudadela ha sido el escenario de películas tan famosas como Gladiator, Sáhara, Asterix y Obelix: Misión Cleopatra, entre otras muchas. La Kasbah se visita andando pero se puede visitar en burro, y para los niños es más atractivo (dependiendo de las edades). Retomaremos la ruta hacia Marrakech haciendo alguna parada en lugares distintos a donde paramos a la ida. A media tarde llegada a Marrakech. Cena y alojamiento en Hotel de 4**** en Marrakech.

Día 8. Marrakech

Visita Monumental de la ciudad en calesas, una forma diferente de que los más pequeños disfruten del entorno, sin cansarse y cubiertos del sol, y disfrutando por supuesto de este magnífico transporte: empezarán por el minarete de la Koutobia, (S: XIII) hermana de la Giralda de Sevilla, de espléndida armonía es en la actualidad el faro y centro espiritual de Marrakech, las Tumbas Sâadianas (S: XVI). Y posteriormente visitarán El Palacio Bahía (S. XVI) ejemplo de la vida aristócrata del medievo musulmán, y donde destaca su sala de embajadores, con su techo en madera de cedro.

Visita de los zocos de Marrakech, con sus plazas, sus bifurcaciones laberínticas, sus colores y olores exóticos; se trata de una visita que permite hacerse una idea cabal de los encantos y de la magia de esta ciudad. Nos dirigiremos a la Plaza Djemaa el Fna. Tarde libre. Cena y alojamiento en Marrakech Hotel 4****

Día 9 Marrakech- España

Recogida y traslado al aeropuerto a la hora convenida. Fin de viaje.

---

Un viajero sin capacidad de observación es como un pájaro sin alas. Moslih Eddin Saadi. Poeta persa.